Paso 1: les adolescentes

Queridxs interlocutores:

Veo, por la experiencia de muchos de ustedes, que han estado en constante reflexión acerca de vincular a la cultura con los adolescentes. Sin embargo, antes de posicionarnos ante un proyecto, creo que debemos explorar cuál es nuestra posición acerca de la adolescencia. ¿A qué me refiero? Elaborar una idea de lo que creemos que es un adolescente del siglo XXI.

Sí, todes somos diferentes, de eso no cabe duda. 

Y no creo que exista un concepto general en el que podamos sentirnos cómodos. Solo que yo no quiero, por ahora, elevar una conversación acerca de la inclusión o exclusión, a partir de ciertas categorías; sino que pensemos en el adolescente como una entidad social. ¿Qué es un adolescente dentro de la sociedad?, ¿qué significa para nosotros?, ¿cómo los vemos?

Ahora bien, no quiero que articulen su respuesta de manera generalista, quiero que se enfoquen en su contexto. En aquel que les interesa explorar. Piensen en los adolescentes de su comunidad, en sus usuarios (o no usuarios) de bibliotecas, en aquel grupo al que quisieran alcanzar con su proyecto.

Entonces, a partir de allí, quiero que construyan una identidad cultural de ese adolescente. No piensen en las cosas que a ustedes les gustaría... Sino las cosas que saben o, sospechan, que a ellas, ellos o elles les gusta o que al menos controlan. Descríbanme uno (o varios) perfil (-es) de un adolescente promedio a partir de los contenidos que consumen: canciones, libros, series, videojuegos, películas, redes sociales... O incluso de los lugares de encuentro a los que acuden (físicos o no), las formas en que se relacionan entre sí, las actividades que comparten. Es decir, quiero que visualicen al adolescente al que ustedes desean abordar para que participen de su proyecto. Pueden hacer cuantos perfiles consideren aplicables en su contexto.

Sé que es una tarea compleja, pero es un ejercicio de conciencia que nos permite contemplar qué tan liberados de prejuicios, idealizaciones o confrontaciones tenemos con la adolescencia. 

Seguimos,

Freddy G.-